¿Qué hay en una mesa de oficina?

En toda oficina hay algunos elementos que se pueden llamar imprescindibles. Esos objetos hacen de la oficina un espacio inconfundible, que no pueda llegar a ser otro espacio diferente. Puede ocurrir que existan accesorios de diferentes formas, maneras y colores; que cada empresa los use de una manera y los coloque en distintos sitios. Pero, sea como fuere, es inconfundible.

Lo que puede hacer diferente una oficina de otra puede ser el orden, si hay plantas o no, herramientas que tengan que ver con la producción, pero poco más. En todas ellas hay ordenadores, botes con bolígrafos, montones de papeles, post-ir por todos lados…

Por esa razón es muy importante tener a mano todo aquellos que podamos necesitar en algún momento. Necesitamos conseguir un buen proveedor de este tipo de productos que se utilizan en el normal funcionamiento de una oficina. No sólo necesitaremos que sean productos de calidad sino que podamos conseguirlos de la manera más barata posible. Reducir costes en las pequeñas cosas es más fácil que en las grandes.

Bolígrafos que marcan la diferencia

Aunque en principio parezca un detalle sin importancia, un bolígrafo diferente o que denote clase al cliente es importante. La explicación puede legar a ser muy sencilla. Cuando nos movemos siempre por las mismas zonas, en cuanto vemos algo diferente, nos llama la atención y reparamos en ello. Pues con los bolígrafos puede pasar lo mismo.

Si utilizamos uno que nunca se haya visto o que sea de una forma extraña, al cliente le llamará la atención y entonces nos recordará más fácil. Ser distinguido y mostrar cierta clase, también es muy importante, porque denota seriedad, compromiso o confianza. En la web www.20milproductos.com podemos encontrar bolígrafos de todo tipo, desde los clásicos Bic, hasta aquellos con un diseño innovador.

Un pequeño detalle para los clientes

Además podemos usarlos a modo de regalo para los clientes, como obsequio de bienvenida o detalle por Navidad. Es un pequeño detalle, casi intrascendente, pero que al fin y al cabo, el cliente lo valora. No nos supondrá gran esfuerzo económico, pero quizás nos recuerden por ello.

Como en todos los sitios hay gente de costumbres y de manías particulares. Existe personal al que un bolígrafo no le dice nada y que prefiere usar plumas estilográficas. Siempre se ha dicho que saber escribir con ella da clase y status. Además existen piezas de todos los colores, estilos y como no, de precios.

Para aquellos que sigan prefiriendo las estilográficas

Según el poder adquisitivo de cada uno, existe en el mercado una gran gama de opciones. Si no somos fans de una marca o no queremos algo muy extravagante, podemos optar por una gama intermedia. Su precio puede rondar los 40 euros más o menos.

Si por el contrario somos algo sibaritas y nos gusta la calidad y sobre todo el diseño, entonces, no nos quedará más remedio que rascarnos más el bolsillo. Por ejemplo, una pluma estilográfica Montblanck Starwalker red gold metal, puede llegar a costar más de 900 euros.

En el caso de las plumas Montblanck, el precio es muy elevado, aunque es imprescindible mencionar que son marcas con un prestigio y categoría dentro del mercado. Su estilo y su diseño son muy valorados por sus clientes, que prefieren pagar un alto precio por estos productos a pesar de que en el mercado ofrezca muchas opciones distintas.

Para los coloristas

A una gran parte de la población le encanta el colorido, le cambia el humor, está más activo y más productivo. En las oficinas existe una manera muy sencilla de ponerle color al papeleo y a otros objetos.

¿Quién no ha subrayado cosas importantes dentro de una factura o de presupuesto? casi sin pensarlo, nos vienen a la cabeza los subrayadores de múltiples colores. Sí, esos colores flúor que destacan sobre cualquier otro color y que nos facilitan encontrar de un simple vistazo aquellos que estamos buscando.

Además de encontrarlos en diferentes colores, ahora también existen rotuladores y marcadores con puntas distintas. Más gruesas, más finas, redondeadas, cuadradas, biselada… según la ocasión. No sólo son prácticos los marcadores de colores, cada vez más, los rotuladores permanentes se hacen notar en las oficinas para marcar CDs o DVDs. En esta ocasión también podremos encontrar opciones de todo tipo.

Objetos imprescindibles

A parte de bolígrafos y botes llenos de pequeños objetos que no sabemos donde meterlos, en una mesa de oficina hay más cosas. Cosas que siempre resultan prácticas y que normalmente nos hacen la tarea más fácil. Calculadoras, grapadoras, bloques de notas o pegables, talonarios de pedidos….

Además de esos objetos “imprescindibles” en una mesa de oficina, cada ocupante le puede llegar a poner su propio toque de personalidad. A algunos les da por poner las fotos de sus hijos, de sus parejas, colocar muñequitos y otros objetos decorativos como velas perfumadas.

Foto: tpsdave – pixabaySimilar Posts:

Comentarios están cerrados.